martes, 7 de julio de 2009

El cuento del barrio y la heladeria.



Había una vez, que manera tan original de empezar un cuento, una heladeria instalada en el barrio de Belgrano, aquellos mas entendidos de esta historia, dicen que eran como dedo y uña, y que nunca se separarian, lo aseguraban. Asi tambien la dueña de la misma decia que era imposible que ella abandonara ese lugar, que era el unico en cual queria estar y llevar a cabo su negocio. Sin embargo, una mañana cuando la gente se acerco a la heladeria como era costumbre, se encontro la perciana baja y un cartel que anunciaba el cierre por mudanza. Por supuesto que esto tomo por sorpresa a todos, ni los mas allegados, los clientes de toda la vida estaban al tanto de la situacion, dicen los vecinos del barrio, que hacia un tiempo que no era la misma, estaba despintada, triste, habia perdido la alegria, la magia. Eso se rumoreaba fuertemente cuando la dueña se comunico con ellos para dar algun tipo de explicacion, al parecer, hacia unos meses que en secreto, se habia abierto una sucursal en GBA, y ella aseguraba que nunca habia estado en sus planes mudarse por completo pero le servia como escapatoria, como despeje, pero que llegado el momento se habia dado cuenta que la heladeria en Belgrano ya no funcionaba y que tal como le habian advertido, terminaria sintiendo el deseo, las infinitas ganas y la necesidad de realizar el traslado al nuevo barrio. De este ultimo, se hablaba como de un lugar de amistad, un barrio con una fachada canchera, con un ego de aquellos que vivian alli por asi hacerlo muy alto, pero por sobre todas las cosas de un barrio acojedor. Esto fue lo que comenzo a atrapar a la dueña de la heladeria, y si bien llevo sus meses concretar la mudanza, exactamente de enero a abril, cuando lo hizo fue muy decidida y por eso es el dia de hoy que no se arrepiente de su decision, por mas duro que haya sido por supuesto, ya que en el otro barrio habia estado exactamente 3 años, mucho no?. Pero esa relacion de piel y uña como le decian se desligo por completo con todo lo sucedido y realmente ella era demasiado feliz en su nuevo barrio, le habian dado amor, cariño, atencion, absolutamente todo. Por supuesto no faltaban las vecinas bichas, viboras, que querian sacarla por completo, que se vuelva a su residencia anterior, pero existian tambien los viejos amigos del barrio, que tal como la palabra amigos lo indica se querian quedar con la heladeria en el mismo. Igual les cuento que el local vencio a las señoras viboras, y segun dicen la afinidad entre el lugar y la heladeria era cada vez mayor, cada vez mas parecido a como era meses atras en Belgrano. Si bien todo marchaba a la perfeccion, siempre algo pasa, en todas las historias cierto? todos aprendimos el famoso: introduccion - nudo - desenlace. Bueno les comunico que llego el odioso pero necesario nudo, si este no existiera, a decir verdad, la historia seria aburrida, aprendi a reconocerlo. Resulta que un dia asi como asi, justo enfrente de la heladeria que todos conocemos, se instalo una nueva, si bien la heladeria de nuestra amiga no era la unica el barrio les sacaba años luz en preferencia, era claramente la favorita y nadie lo dudaba. Pero esta que les cuento, ya desde el momento que se asento enfrente, llego en busca de competencia, algo que a nuestra amiga no le gusta en lo mas minimo, pero cuando uno quiere algo y se lo quieren sacar, lo va a defender contra todo... asi que si competencia se queria, competencia se tenia. Al parecer esta nueva heladeria ya habia estado en el barrio, pero lo habia estafado fuertemente, motivo por el cual se fue, y nadie planeaba que le diera la cara para volver... pero la gente, incluso los negocios son asi. Debemos reconocer que no es un mal local, entonces el barrio comenzo a dudar, a cual asistir, capas iba de mañana a una y de tarde a la otra, pero estando enfrente ambas se enteraban de todo y la bronca entre ellas crecia, el premio mayor era el barrio y ambas morian por poseerlo, o al menos nuestra amiga si y sabia que si lo tendria le brindaria al barrio todo lo que necesitaba, cosa que estaba convencida que lo del nuevo local era algo pasajero, y que en caso de conseguir el barrio lo volveria a estafar, pero claro, no habia pruebas ni nada por el estilo. Asi si bien el barrio seguia encantado con la heladeria y no la queria dejar ir por nada, pero esto no era igual del otro lado, y segun el dia el local bajaba o subia la persiana, segun como hubiera estado el dia anterior la situacion... Mas de una vez, la encontre alta del todo, a veces por la mitad y a veces baja hasta el tope... les confieso algo que me dijo la dueña, nos hicimos intimas jaja, me dijo que la subia y la bajaba constantemente pero que un dia, al igual que en Belgrano, no la subiria mas, para sorpresa de todos, y que ella dificilmente volviera. De nuevo, y esto visto por mi misma, la heladeria se estaba viniendo a abajo, y fue por ello que le pregunte por que no se mudaba y comenzaba de nuevo en otro lado, despues de todo tenia entendido que habia algunas sucursales esperando ser abiertas... saben que me dijo? a pesar de todo, como me advirtieron por cierto, me enamore de este barrio, es hermoso, la gente, la forma de ser de todos... no me quiero ir a pesar de que las cosas esten maso menos, siempre tengo la ilusion de que mejoren del todo y que el barrio vuelva a asistir unicamente a mi heladeria, se por mas mal que suene, que es la que vale la pena, y la que le va a dar todo. Su respuesta me impacto, el amor que sentia, la franquesa con la cual me lo dijo, con miedo a la vez, cosa que me confeso le tenia a los negocios, MIEDO, pero que una vez que estas metida en el baile, tenes que bailar, y que, por mucho que le doliera ella estaba bailando, y la pieza mas dificil y linda a la vez...
Saben algo, se que les dije que todas las historias tienen Introduccion, nudo y desenlace, pero este ultimo se los voy a debeer, porque todavia no esta escrito, la heladeria sigue alli, esperando ser la correspondida de la gente, sufriendo pero luchando por lo que quiere, con la dedicacion que tiene esa mujer y con las esperanzas y la fuerza que la caracterizan para pelearla.. quizas mañana o dentro de un mes les cuente si se quedo o la historia se repitio... les dejo mi frase de nuevo entonces.. DEPENDE SI CREES O NO EN LOS FINALES FELICES, vamos a creer entonces que esta historia lo va a tener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada